batch cooking mujer con verduras en la mano

Ideas para iniciarse en Batch Cooking

Batch Cooking es la técnica de cocinar un día para toda la semana, siguiendo un método; de manera que, en un espacio corto de tiempo, puedas cocinar preparaciones que sean comodín y te sirvan de base para realizar diferentes recetas.

Así nos lo explicó Rita Cifuentes, directora de The Home Academy, la primera escuela de España especializada en organización y disfrute del hogar, en el programa ‘En casa con María’ el sábado 6 de marzo en Radio Intereconomía. Al final del post os dejo el podcast del programa para que podáis escuchar a Rita a partir del minuto 25′.

Los beneficios de esta organización de la comida son económicos; ya que ahorramos un 30% en la cesta de la compra, junto a un ahorro de energía porque cocinamos a la vez varios platos.

Y un punto importante: aprovechamos mejor la comida, no tiramos nada, porque está todo organizado y porque hemos dedicado un esfuerzo a ello.

Además de beneficios saludables, relacionados con la cocina mediterránea, de temporada y de proximidad.

 

El paso a paso del Batch Cooking

Es importante seguir un paso a paso porque los primerizos llegan a esto del Batch Cooking con muchas ganas y se van encontrando obstáculos por el camino que ni se habían planteado.

Antes de nada, hacer un buen plan de menús, visualizando y apuntando qué preparaciones nos van a servir como comodín para distintas recetas.

Paso a paso:

  • Revisar antes si tenemos el menaje adecuado o hay que buscar o comprar alguna cazuela grande o para cocina al vapor, según el estilo de cocina que hagamos.

 

  • En Batch Cooking cocinamos cantidades más grandes de lo habitual. Hay que prever en qué tapers o tarros vamos a guardar la comida. Aquí las ideas de reciclaje vienen bien.

 

  • Hacer espacio en el frigorífico, ya que generamos bastante comida.
 
Ideas para tu primer Batch Cooking

Preparamos una o dos bandejas de verduras de temporada asadas al horno. Esa sería la preparación ‘comodín’.

Con eso podremos hacer: una crema de verduras, un paté de verduras, una empanada donde entren verduras, etc. Con una misma preparación sacamos diferentes recetas.

No todos los días hay que comer lo mismo; un alimento puede aparecer en distintas recetas, que nos hagan la comida más variada y más creativa.

Con pollo, podemos cocinar un guiso de pollo y arriba, con una rejilla, unas patatas o judias verdes al vapor.

Con el pollo podremos elaborar distintas recetas: guiso de pollo, bocadillos de pollo con láminas de queso fundido por encima, poner trocitos de pollo de fondo de una sopa, o aprovecharlo para un caldo.Foto de portada: Ksenia Chernaya

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.