bañera relajante organiza tu casa

Organiza tu casa y tu vida para el nuevo curso

Septiembre es, junto a enero, el mes por excelencia de los buenos propósitos.

Vuelta a la normalidad después de un tiempo más relajado; nuevo curso, nuevas actividades. 

Hay ganas de mejorar aquello que se nos resistió el invierno pasado y a la vez hay una cierta pereza de enfrentar una nueva temporada.

Nada mejor para un momento como este que dedicar un tiempo a pensar (prioridades, objetivos, organización) y a actuar; a preparar tu casa para que a todos os sea más fácil fluir con el nuevo curso.

Os planteo un listado de cosas que podemos hacer para prepararnos de cara a septiembre, tanto en la parte práctica del hogar como en la personal.

HOGAR

1 Aligera tu hogar de cosas acumuladas

Para ello, date una vuelta por tu casa y detecta los dos (o como mucho, tres) puntos negros donde se ceba la acumulación y el desorden. Por ejemplo: mesa de trabajo, trastero o cuarto de los niños.

Reserva un tiempo para revisarlos y desechar todo aquello que no uses a menudo, tan a menudo como cada semana.

La acumulación es una carga que nos produce agobio y nos come la energía que tanto necesitamos en el inicio de una nueva temporada.

2 Olvídate de la limpieza de temporada y el cambio de armario

A finales de agosto es pronto para ambos y tener la idea en la cabeza no hará nada más que desgastarte. A mediados de septiembre, hablamos de todo ello.

Prepara solo lo que necesites para disfrutar de tus espacios exteriores al máximo hasta que llegue el frío: alguna mantita a mano si tienes jardín y cosas de playa ya recogidas y guardadas si no tienes más vacaciones.

3 Prepara los materiales del nuevo curso

Ya sea nuevo curso literal, porque estés estudiando o porque tengas hijos, o en sentido figurado: vuelta al trabajo o vuelta a las rutinas domésticas habituales.

Revisa listas de libros, uniformes, material escolar. Busca lo que puedas aprovechar de años anteriores y haz una lista con aquello que tienes que comprar y cómpralo ya. No lo dejes para el último día porque te estresarás seguro y las cosas no saldrán como deberían. Siempre hay imprevistos de última hora, que no te pillen con todo sin hacer.

Localiza la tarjeta de transportes que utilizas para ir a trabajar, mascarillas, monedas sueltas para el café con los compañeros, el libro electrónico para ir leyendo en el bus o en el tren. Déjate comenzar la vuelta al trabajo con calma, que ya de por sí se hace cuesta arriba; no te lo pongas más difícil.

mujer leyendo en el metro
Foto: Ketut Subiyanto

 

PERSONAL

1 Trabaja una buena actitud para una vuelta feliz.

¿Y eso cómo se hace si estoy harta de mi trabajo, recién separado o con un negocio que no marcha?

Siempre podemos poner algo de nuestra parte para mejorar las cosas:

Dedica unos minutos a pensar cómo quieres que sea la nueva temporada. Escribe tus 2 prioridades u objetivos más destacados y anota pequeñas (o grandes) acciones que te van a ayudar a llegar a ellos. Cuelga ese papel en un lugar donde lo veas a menudo. No lo pierdas de vista en los próximos meses, así te aseguras que estás enfocado en lo importante aunque el día a día te lleve de un lado a otro.

Por ejemplo: mi prioridad es recuperar la relación con mis hijos adolescentes. Pequeñas acciones que me llevarán a ello: dedicar unos minutos al día a escucharles, preguntarles por algo suyo y dejar que me cuenten sin juzgar ni opinar, solo escuchar.

Piensa qué puedes cambiar de aquello que no te gustó la temporada pasada y hazlo.

Por ejemplo, si pasabas demasiado tiempo en el trabajo por no irte el primero o la primera de la oficina, proponte aprovechar al máximo el tiempo de trabajo, dejar todos tus proyectos realizados e incluso avanzar los siguientes, sin distraerte con cafés, charleta insustancial o redes sociales. Así podrás irte (aunque seas el primero en hacerlo) con la conciencia tranquila y sin que nadie tenga argumentos para juzgarte.

2 Si sientes que no controlas el orden y la organización de tu hogar, no te agobies, hay solución.

Tienes la suerte de que hay profesionales como yo, organizadores profesionales, que te ayudan con eso. Con solo una asesoría podemos establecer cuáles son los mejores sistemas de orden para tu casa y tu estilo de vida. Luego podrás aplicarlos tú sol@ o podemos hacerlo por ti. 

mujer en el sofá de su casa
Foto: Vlada Karpovich

Empezar la temporada con unas pautas de orden y organización personalizadas, con la casa ordenada y organizada, te facilitará enormemente la vida. Aquí en mi blog y en mis redes sociales te iré dejando ideas para organizarte. Solo hace falta un poco de ganas y buena voluntad por tu parte y verás el cambio que el orden trae a tu vida.

3 Reserva momentos especiales para que la vuelta a la rutina no se haga tan dura. 

Queda a comer entre semana con una amiga a la que ves poco; si tienes la suerte de tener terraza, desayuna al aire libre o salte al atardecer con unas velas y una bebida a relajarte.

Cada uno sabemos lo que nos relaja y nos destensa. Haz una lista de cosas que te devuelven el buen humor e intégralas en estas primeras semanas de septiembre. Te ayudarán a recargar energía y estar positiv@ en el inicio de la nueva temporada, que espero que sea agradable y positiva. ¡A por ella!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.