EP51 Minimalismo y Positivismo como estilo de vida

Inma Torres, minimalismo y positivismo como estilo de vida
Podcast
EP51 Minimalismo y Positivismo como estilo de vida
Loading
/

La vida que llevamos la mayoría en la actualidad es una vida llena de cosas, de compromisos, de obligaciones, de relaciones. Y todo eso nos sobrecarga y nos hace vivir con estrés.

El minimalismo es una forma de vivir a la que se llega simplificando todo en nuestra vida, reduciendo las cosas materiales que poseemos, pero también las obligaciones, las relaciones que no nos aportan e incluso los pensamientos que nos lastran. Es quedarnos solo con lo esencial, con aquello que de verdad nos aporta y está alineado con nuestros valores más profundos.

Y entonces se produce una gran liberación y el estrés se hace muy pequeño o desaparece porque menos es más, menos objetos materiales supone menos mantenimiento, menos limpieza, menos revolver buscando cosas. Y mejora el planeta en el que vivimos. Dejar ir relaciones tóxicas o pensamientos que nos limitan despeja la mente y nos hace ir por la vida más seguros y enfocados.

Hoy he invitado a “En casa con María” a Inma Torres, divulgadora desde hace muchos años del minimalismo como estilo de vida. Creadora de la web Mininmamente y del canal de Youtube que lleva el mismo nombre.

Os va a gustar todo lo que nos comenta Inma y las ideas que nos propone para todo el que quiere empezar a integrar en su vida el minimalismo real.

Si quieres comentarme cualquier cosa de este episodio, o cualquier idea para próximos capítulos, escríbeme un correo a hola@atelierdelorden.com o un whatsapp al teléfono 630 73 96 98.

Te agradezco mucho que valores el trabajo que supone hacer este podcast, compartiéndolo con tus familiare sy amigos y suscribiéndote para no perderte ningún episodio.

Gracias por prestarme tu tiempo y tu atención.

Un abrazo fuerte.

María

TRANSCRIPCIÓN

CARETA DE ENTRADA AL PODCAST: En Casa con María es un podcast de María Leániz, organizadora profesional y fundadora de Atelier del Orden. Charlamos sobre orden y organización. Cómo poner orden en tu casa y en tu mente para llevar una vida organizada y ser más feliz.
PRESENTADORA: Hola, ¿qué tal? Bienvenida, bienvenido a un episodio más de En Casa con María. La vida que llevamos la mayoría en la actualidad es una vida llena de cosas, de compromisos, de obligaciones, de relaciones. Y todo eso nos sobrecarga y nos hace vivir con estrés. El minimalismo es una forma de vivir a la que se llega simplificando todo en nuestra vida. reduciendo las cosas materiales que poseemos, pero también las obligaciones, las relaciones que no nos aportan e incluso los pensamientos que nos lastran. Es quedarnos sólo con lo esencial, con aquello que de verdad nos aporta y está alineado con nuestros valores más profundos. Y entonces se produce una gran liberación y el estrés se hace muy pequeño o desaparece. porque menos es más. Menos objetos materiales supone menos mantenimiento, menos limpieza, menos revolver buscando cosas. Dejar ir relaciones tóxicas o pensamientos que nos limitan despeja la mente y nos hace ir por la vida más seguros y enfocados. Hoy he invitado en Casa con María a Inma Torres, divulgadora desde hace muchos años del minimalismo como estilo de vida. Bueno, Inma, encantada de tenerte conmigo en Casa con María. ¿Qué tal? ¿Cómo estás? Bienvenida.
INVITADA: Hola, María. Pues yo encantada también. Realmente para mí es un placer estar en este podcast, que además yo sigo de cerca, y estoy encantada de que me hayas invitado.
PRESENTADORA: Pues muchísimas gracias por ser oyente. La verdad es que yo valoro muchísimo a cada uno de los que seguís y escucháis el podcast, porque igual que por mi parte tiene mucho trabajo, encontrar un huequecito y darme la oportunidad de entrar y de escuchar lo que comento, de verdad que me lo tomo con muchísima ilusión. Bueno, hoy tocamos un tema, la verdad que tenemos temas en común y somos grandes apasionadas y divulgadoras de estos temas porque creemos realmente que la vida se vive mejor así. Contigo quería hablar del minimalismo, que es tu gran especialidad, tocas un montón de temas. vinculados al minimalismo. El minimalismo hubo un momento en que se desvirtuó porque entró la parte de decoración y mucha gente se quedó con eso, con ese concepto del minimalismo, que parece un concepto como mucho más vacío, más snob, como lo quieras llamar. Entonces, yo contigo hoy quería recuperar el verdadero minimalismo, el minimalismo del día a día. Entonces, bueno, podemos hacer una pequeña entrada, si te parece, Inma, contándonos tú cómo entra el minimalismo en tu vida, qué vida llevabas tú, cómo entra el minimalismo y cómo es ahora un poquito. Ponnos un poco en contexto.
INVITADA: Pues llevas toda la razón, me pasa mucho que a veces cuando digo que divulgo el minimalismo se hace mucha referencia al minimalismo material que también es una gran parte del minimalismo e incluso en la parte decorativa de muchas corrientes, incluso de arquitectura, es que es una palabra que se utiliza en muchas áreas pero el minimalismo como estilo de vida en mi caso no vino por la parte material, en mi caso vino por una época de máximo estrés y de ansiedad, provocada sobre todo por el exceso de trabajo, exceso de compromisos. Y yo pensé, pues esto no puede ser, yo no me siento bien, voy a investigar un poco. Y en aquel momento me encontré con ciertos minimalistas americanos que me aportaron muchas ideas para poner en práctica en mi vida. Como Leo Bauta, por ejemplo, The Minimalist, o Joshua Becker, eran minimalistas que había en aquel entonces, estoy hablando de hace un poco más de 10 años, y entonces yo pues empecé a leer sus blogs y sus ideas ponerlas en marcha y entonces me di cuenta que yo cada vez me sentía mejor, es decir, me di cuenta que realmente con poco cambio yo sentía más bien estar, entonces ahí empecé a tirar del hilo e ir implantando todas esas ideas en todas las áreas de la vida, no solamente en la material sino en la gestión del tiempo, en la alimentación, en las relaciones personales, en todo mi estilo de vida. Y bueno, pues hasta ahora.
PRESENTADORA: Y para todo el que se esté sintiendo identificado con lo que tú sentiste en ese momento, ¿no? Esa sensación de ir estresado e incómodo por la vida, porque es que es una sensación realmente incómoda, que dices, sí, estoy haciendo todo lo que yo querría hacer, de alguna manera, ¿no? He formado una familia, tengo una casa, tengo amigos, viajo, pero esa incomodidad de decir, esto no me está llenando, o ese nervio de decir, este estilo de vida lleno de cosas y de planes que no terminan de darte satisfacción ni esa paz interior, Para todo el que se esté identificando, ¿qué pasos le puedes recomendar tú que dé para simplificar su estilo de vida hacia la sencillez?
INVITADA: Pues mira, me parece muy interesante que utilices la palabra incómoda, porque es verdad que es como incomoda, es como, vale, yo puedo tirar para adelante pero estoy incómoda con mi vida, es esa sensación. Entonces ahí podríamos seguir para empezar dos estrategias distintas. Una sería pues identificar qué es lo que más te incomoda, qué es lo que se te está alejando de tu bienestar, que a lo mejor sea pues fíjate en mi caso fue el exceso de trabajo, de compromisos, el estrés, pero igual a otras personas pues es el desorden en casa u otras personas que dedican mucho tiempo a redes sociales o ve que hay algo que le está ahogando, que no le está aportando bienestar. pues que empiece por ahí, esa podría ser una estrategia, que pasa que a veces justo lo que más te incomoda es lo más difícil, entonces igual se puede empezar por algo sencillo, sería como una segunda estrategia, voy a empezar por algo sencillo, pues no sé, simplificar tu armario, por ejemplo, una cosa sencilla, relativamente sencilla O decir, pues mira, voy a empezar por vender todo el material de deporte que tengo en casa, que no uso. Y hay gente que empieza a acumular y dice, pues ya llevo 10 años sin ir a esquiar, ¿para qué quiero los esquís? Eso te lo encontrarás tú mucho en tu trabajo. Muy sencillas que, bueno, lo haces de forma fácil y luego empiezas a decir, venga, ¿cómo me siento ahora? Y empiezas a notar esa liberación. Yo creo que eso ya te arranca a hacer otras limpiezas en otras partes de tu vida.
PRESENTADORA: Hay una parte que es la material, que tú decías que no te gusta, evidentemente, reducirlo a eso, porque estamos hablando de un estilo de vida en general. Es verdad que en mi día a día, en mi trabajo, toco mucho ese tema, la parte de acumulación de cosas que tienen las personas en sus hogares, todo el sufrimiento que genera, la enfermedad que genera mental y física. Es algo que me parece realmente muy llamativo y yo me dedico mucho a ello, porque causa mucho dolor Y hay veces que la persona incluso no lo tiene detectado. Creo que es un problema que está muy extendido en la sociedad, porque cada vez se pueden comprar cosas más baratas, a pesar de que ahora estamos con esa subida de precios, pero empiezan las rebajas, las segundas rebajas, las terceras, y ya es difícil casi no comprarte algo. el que decida esta parte del minimalismo, ¿no? El cambiar de un estilo de vida consumista a uno más minimalista, es verdad que puede tener dificultad para algunas personas. ¿Cómo lo puedes tú ver eso? ¿Cómo lo podemos orientar para facilitarles ese camino?
INVITADA: Pues mira, el tema es que, claro, al final es lo que dices, ¿no? Entre tantas… A ver, estamos en un sistema de consumismo, ¿no? Está claro. Entonces, claro, todo está enfocado a la compra. Es como… A veces es una corriente que te lleva, que te arrastra y al final terminas metida en esa corriente, que si el black friday, que si las navidades, ¿no? Todo está ahí, que si las rebajas. Entonces, yo creo que se podría empezar primero por ponerse barreras. Porque ser consciente es más difícil. Me parece como un segundo paso el ser consciente. Pero primero ponerse barreras a la hora de comprar. Algunas ideas de barreras podrían ser desinstalar por ejemplo las aplicaciones de compra en el teléfono móvil o en los dispositivos eliminar esa sincronización o memorizado que a veces tenemos en nuestros dispositivos de los datos de la tarjeta, cosas así, para que todo eso facilite demasiado la compra, es como un clic y ya lo tienes comprado, pues tratar de que todo eso no esté sincronizado, no esté memorizado. Luego también el tema de la compra impulsiva, yo dejaría tendría como norma o por lo menos en mi caso ya la tengo más que de sobra pero para mí ya me sale natural pero al principio cuesta un poco más de que pasen unas horas desde que tú sientes el deseo de compra o la urgencia de compra hasta que realmente haces la compra incluso en proporción pues no es lo mismo decir pues me voy a comprar una camiseta por ejemplo o me voy a comprar un viaje de 2.000 euros vamos a suponer pues según lo que te vayas a comprar.
PRESENTADORA: Dejar.
INVITADA: Un margen de tiempo para pensarlo no ir al impulso decir venga voy a esperar, ya sé que lo que pasa que entiendo que hay como mucha, siempre se busca la urgencia ¿no? es que la oferta termina hoy, bueno ya encontraré otra ¿no? pero realmente dejar pasar ese tiempo también ayuda mucho volver a las compras de tiendas físicas, creo que es importante, creo que el hecho de que se compre online hace que compremos de más, porque sea demasiado sencillo comprar. Entonces, proponerse volver a comprar en tiendas físicas, que son más pausadas que las online, elimina esa inmediatez o esa sensación de urgencia que a veces nos provocan las compras online. Y eso sería como un primer paso de ponerse barreras. Luego ya podríamos pasar a un segundo paso, que sería hacerte consciente de la compra. Por ejemplo, para hacerte consciente creo que es muy importante tener un presupuesto. O sea, llevar bien un control de tus gastos. Por un lado, decir que tú cada mes registres qué es lo que te gastas en cada qué. ¿Cuánto me gasto en libros? ¿Cuánto me gasto en ropa? ¿Cuánto me gasto en comida? ¿No? Tener un control de gastos es importante y también tener un presupuesto a mes vista. Decir, venga, ¿cuánto le voy a presupuestar a mes vista o al año vista? Creo que a mes funciona mejor. Esa parte creo que es importante, hacerte consciente de lo que gastas. Que hay gente que no sabe lo que gasta, ¿no? Entonces, pues tener ese control. Luego, revisar lo que tienes. Pues hacer una limpieza de armario sin duda, si es el tema de ropa. Si, por ejemplo, tu problema son los libros. Me estoy poniendo como ejemplos, ¿no? De los libros. Pues, ¿cuántos libros tienes? Revisar los que tienes pendientes de leer, porque hay gente que compra libros pero luego no le da gasta leerlos, ¿no? Pues revisar los que tienes pendientes de leer. Hay gente que tiene tendencia a comprar cursos. ¿Por cuántos cursos tienes online sin hacer? Entonces, hacer ese ejercicio de conciencia, de revisar y decir, venga, ser honesta, ser honesta contigo misma y decir, a ver, ¿cuánto de útil fue esta compra? ¿Necesito de verdad otro curso más, otro libro más, otra prenda más? ¿La necesito de verdad? Entonces, un poco hacerte consciente de eso. Empezar a comprar de manera un poco más consciente, reflexionando en cada compra. ¿Por qué lo estás comprando? ¿Cuál es tu motivo real? ¿Si es que lo necesitas? ¿Si es que te superencanta? ¿Si es que va a sumar mucho en tu vida? ¿O si lo estás haciendo por impulso? ¿Lo estás haciendo porque estás más baja de ánimo? Es decir, trabajar un poco ese estado de conciencia a la hora de compra. Ese sería como el segundo paso, ¿no? Primer paso, ponerse barrera. Segundo paso, hacerte consciente de la compra.
PRESENTADORA: Y tenemos ahí en ese camino que estamos viendo al minimalismo, tenemos otro obstáculo. A ver, parece que estoy en negativo, pero ahora vamos a hablar de otros temas. Pero bueno, yo estoy despejando, lo visualizo como un camino con algunas piedrecitas y estoy despejando un poco las piedrecitas. El tema de los apegos, que también lo veo muchísimo. Estamos apegados completamente. Hay miles de explicaciones psicológicas para esto. Lo que no encuentras en tu vida te agarras a una compra y ya parece que es esa persona, el recuerdo de esa persona y ya sabemos que los recuerdos están en la cabeza y en el corazón y ya está y no nos lo va a quitar nadie. Pero luego todos vas a una casa y hay cajas y cajas y cajas de recuerdos. Y recuerdos que no están etiquetados como recuerdos. No, no, es que ¿cuánto hace que no lo usas? Diez años. Entonces es un recuerdo. No, es que era de mi abuelo. Bien, pero entonces es un recuerdo. Entonces no es un útil de cocina que tú utilizas a diario. Es un recuerdo porque tu abuelo era cocinero, etcétera. Los apegos. ¿Cómo los ves tú desde el minimalismo? Porque realmente la persona que lleve el minimalismo muy en serio en su vida, ha tenido que soltar muchos apegos yo creo, ¿no?
INVITADA: Sí, esto yo creo que es la parte más difícil, me parece la parte más difícil porque hay muchos vínculos emocionales como comentas y a veces nos aferramos al pasado con objetos. Como acabas de decir, es importante Recordar que tus recuerdos y tus vivencias están dentro de ti, no están dentro de las cosas. Entonces es difícil, esta parte es muy difícil. Y luego también están los apegos al futuro. que de esto se habla poco, pero las apegos al futuro son los miedos, ¿no? Esto se nota mucho cuando se… el por si acaso. Me lo guardo por si acaso. Sí, sí, sí. Por si acaso pasa esto, bueno, cuando hay gente que viaja con los maletones con el por si acaso. Porque nosotros no tenemos bola de cristal, no podemos predecir el futuro, entonces no podemos… Y además, si miramos atrás, nos daremos cuenta que muchos objetos del por si acaso al final no sirvieron para nada, ¿no? En cuanto a los apegos del pasado, que creo que son los más difíciles porque tienen más vínculos emocionales. A ver, esto ya depende de cada… Yo, por ejemplo, en mi caso, como yo vivo el minimalismo, yo no soy una persona ultra radical del minimalismo. Me parece que al final uno tiene que deshacerte de aquellas cosas que te restan de alguna manera, que te producen dolor, que no te generan bienestar. pero si algo realmente te suma y te aporta y te genera bienestar pues entonces hay que reflexionar si quieres realmente desapegarte de eso o no. Entonces yo creo que se trataría más de que luego hay técnicas, por decir venga pues lo digitalizo todo, le hago fotos a este recuerdo del abuelo y a esta camiseta del concierto tal y que fui con no sé quién. ese tipo de cosas pues se pueden digitalizar y que te ocupen menos espacio y demás, pero aún así yo pienso que antes de dar ese paso hay que hacer un poco de reflexión de qué te está generando ese recuerdo, si es para bien y realmente ya no solamente por el que el recuerdo te genere bien sino también otro tipo de cosas, pero si a ti te genera bien tener un montón de recuerdos pero resulta que eso te hace tener el alquiler de una cochera para meter todos esos objetos, pues igual tienes que pensar que no te está dando tanto bien entonces bueno hacer esa reflexión y determinar pues que hasta qué punto necesitamos el objeto para tener el recuerdo Es que.
PRESENTADORA: Te estaba escuchando y estaba acordándome de situaciones que vivo continuamente con mis clientes y con mis clientas realmente. Y hay veces que incluso, fíjate, antes cuando hablábamos de ese sesgo negativo que se le da al minimalismo, no es solo por ese componente de arquitectura y de decoración que comentábamos, ¿no? sino porque la gente cree que le vas a obligar a tirar, lo que tú decías, ¿no? Parece que minimalismo son las casas que vemos en Instagram, que solo tienen una mesa y poco más, y dice, me va a hacer tirar toda mi casa, porque eso me lo dicen a mí mis clientas, me dicen, no me hagas tirar, no me hagas tirar, yo lo tengo puesto en mi web, yo no obligo a nadie a tirar, soy súper respetuosa. pero cuando yo entro en una casa es la propia clienta la que me empieza a preguntar. Mira, tengo X bolsos, no tengo demasiados utensilios de cocina y entonces yo empiezo a hablar con ella y lo que tú dices y sale a la luz es que no se lo tengo ni que decir porque sale a la luz el decir pues mira es verdad esto hace 15 años que no lo utilizo, esto está aquí pegado del tiempo que lleva aquí guardado. Entonces, yo también soy partidaria de dilucidar y de dar ese tiempo de reflexión y de no, voy a ser minimalista y lo tiro todo y me pongo un saco de vestir y me voy a vivir al monte, no va por ahí. Se trata, como tú dices, de quitar efectivamente lo que nos reste, lo que está siendo realmente una losa y una mochila de piedras. Pero hay cosas que yo voy a las casas y llega un momento en que ya me dicen, esto lo tiro, ¿no? Digo, a ver, si me estás diciendo que lo utilizas todos los días, que te encanta, que te lo regaló una persona a la que quieres muchísimo, ¿cómo lo vas a tirar si lo estás utilizando a diario? Parece que ahora ya todo hay que tirarlo. Creo que cada uno tendrá que encontrar su ten con ten, digamos, y sobre todo con lo que decías, con ese proceso de reflexión. Y quería tocar, Inma, has dicho al principio, porque el minimalismo material lo tenemos todos muy claro, lo que es, o tenemos al menos una idea, aunque no sea la correcta al 100%, pero tenemos una idea de por dónde va. Pero, ¿cómo es el minimalismo en las relaciones personales?
INVITADA: Bueno, las relaciones personales creo que a veces es un paso difícil, pero al final es sencillo. Es tan fácil como saber si una persona que está en tu vida te está sumando o no. Es así de sencillo. ¿Y qué significa que te suma o que te resta? Pues bueno, pues cómo te sientes tú cuando estás con esa persona, cuando te acuerdas de ella, cuando te relacionas con ella. Y yo creo que al final, como es una parte muy intuitiva, yo creo que todo el mundo sabe, cuando una persona está en tu vida, te está sumando o no te está sumando. Lo difícil es el desapegarse de la persona que te está… Creo que esa es la parte difícil. Ahí ya entramos en un proceso más de desapego, más con duelo. Es un desapego más emocional o psicológico. Pero al final también se puede dar ese paso. Ese paso de afrontar los sentimientos que tú sientes con respecto a esa persona.
PRESENTADORA: Y.
INVITADA: También hasta qué punto tú la vas a hacer desaparecer de tu vida o no o solamente pues tener menos contacto y a ver el minimalismo para mí tiene dos reglas muy sencillas muy sencillas que es detectar lo que te está sobrando no más bien al revés o sea detectar qué es lo que para ti te beneficia qué es lo que es para ti importante y apartar de tu vida todo lo demás entonces yo creo que en las relaciones casi es más fácil enfocarte en las que son importantes para ti y las que te llenan y desapegarte de las que no son tan importantes, son más compromisos o son más porque, bueno, porque forman parte de o han formado parte de, pero no tienen por qué seguir formando parte. Y ese paso es difícil de terminarlo, pero al final es muy intuitivo. Entonces yo creo que lo difícil es dar, o sea, el darte cuenta y luego dar los pasos hacia eso. Esa es la parte más psicológica y más emocional.
PRESENTADORA: Porque hablamos antes de ese proceso de reflexión, a veces las personas yo creo que sentimos la necesidad de simplificar nuestra vida, de frenar, de llevar una vida más sencilla, pero realmente esa sensación, Inma, es una llamada hacia el minimalismo. Creo que a veces no es tan fácil porque estaremos preparados para renunciar a las comodidades y oportunidades que también te aporta el estilo de vida actual, el que estás llevando.
INVITADA: Pues justo le hablábamos antes que vamos bajo mi punto de vista y creo que me comentabas que tú también opinas igual que no hay que forzar el minimalismo. En el momento en el que llevar una vida minimalista, esto le pasa a muchas personas que se meten de lleno en el minimalismo. A mí me ha pasado de ciertas ocasiones ya de toda mi trayectoria minimalista. En el momento en el que llevar una vida minimalista te produce incomodidad o no te produce bienestar, ya eso no es para ti. O sea, porque no es el objetivo, ¿no? El objetivo del minimalismo es que te genere, es mejorar tu bienestar, mejorar tu entorno, bueno, y también el de la sociedad y el planeta, ¿no? Porque al final el minimalismo está muy relacionado también con el mejorar un poco el planeta. Pero si es incómodo, pues ya no te está beneficiando. Entonces yo creo que Yo creo que hay que buscar ese equilibrio. Puedes ver cuáles son las herramientas minimalistas, las herramientas que el minimalismo te ofrece, y que cada cual coja las que necesita. Y hasta ahí, ¿hasta dónde? Hasta donde a ti te está generando bienestar y tú sientes que tu vida está mejorando en el momento en el que no, pues no merece la pena.
PRESENTADORA: Y ese bienestar, Inma, a través del minimalismo, ¿cómo nos llega? Porque hemos visto ya varias vías a través de las que nos puede llevar, pero podemos hablar también de minimalismo, de simplificar, hablábamos ya de las relaciones personales, ¿no? En esa parte de simplificar la mente, las emociones, ¿todo esto nos lleva también por ese camino de bienestar?
INVITADA: Pues sí, a ver, es que a veces lo que nos pesa, lo que nos sobra, está en nuestro interior, ¿no? desde el aspecto emocional, tratando de afrontar los sentimientos tal y como son, aceptarlos, o en el plano cognitivo, intentando soltar todo el exceso de información y todos los datos a los que estamos expuestos.
Tender a pensamientos centrados en el presente, que eso también nos genera más bienestar. El minimalismo, podríamos llamarle mental, no es tanto de soltar pensamientos y sentimientos negativos, sino de fortalecer también nuestra capacidad para controlarlo. A qué prestamos atención, a qué pensamientos prestamos atención, cómo nos comprometemos con nuestros pensamientos, con nuestros sentimientos… Se trataría de centrarte otra vez en lo bueno, en decir lo importante o lo que te beneficia. Es centrarte en aquellas emociones y aquellos pensamientos que te hacen sentir bien y dejar ir todo lo demás. Y esto no es fácil, pero.
Personas que saben qué es lo que les está pasando. Por ejemplo, si eres una persona que tendes mucho a preocuparte, tus pensamientos siempre son de preocupación y te viene un pensamiento, te viene otro pensamiento, entonces todo esto te genera malestar. Entonces se trata de poner atención a decir, a ver, ¿este pensamiento me está generando bienestar? ¿Me está sirviendo para algo? ¿La camiseta esta me sirve para algo? ¿Este pensamiento me sirve para algo? Pues vamos a dejarlo ir y me voy a enfocar en el que sí, en el que sí me está sirviendo para algo, con las emociones. A ver, al final somos seres emocionales y vamos a sentir todas esas emociones, pero bueno. A mí también el mindfulness también me ha enseñado mucho sobre minimalismo mental. Ahí sí pude conseguir bastantes herramientas para controlar esta parte, que es la más difícil porque está en tu interior. De quitar cosas del exterior, está en tu interior.
PRESENTADORA: Me gusta mucho el concepto de minimalismo mental y emocional también, y es verdad que el mindfulness como te centra solo en lo que tienes delante, en lo que está pasando en este momento, de repente es una tranquilidad mental la que te da. Y hoy en día, ya sé que es un tópico, pero estamos en un mundo dominado por las pantallas. Y los adultos todavía tenemos la capacidad, aunque a veces no la ponemos en práctica, de poder elegir y de saber que eso, en demasía, te puede hacer daño. Pero la gente que se está formando, los niños, los adolescentes, que se ven arrasados de impulsos a través de las pantallas, que no les dejan ese segundo antes de pensar ni de decidir, porque tienen la satisfacción inmediata y el enganche, creo que este concepto les vendría fenomenal, este concepto de simplificar. No sé si llegaríamos a esas mentes, a tocarlas, porque ellos quieren la satisfacción inmediata, quieren estar relacionados con su entorno social, pero yo creo que es un punto positivo el trabajarlo. Y mira, me viene al pelo porque te quería sacar otro tema que es muy específico, que a lo mejor algunas de las personas que nos escuchan pues no tienen hijos y no les interesa tanto, pero bueno, el que no tiene hijos tiene sobrinos, tiene amigos con hijos. El minimalismo con hijos parece algo imposible, ¿no? No sé si nos puedes dejar algunas ideas o trucos, pero todo el que tenga niños cerca o haya tenido niños a su cargo o tenga hijos, sabe que ahí la estructura salta por los aires porque hay que estar disponible al 100%.
INVITADA: Bueno, todo lo que tiene que ver con los niños requiere un poquito más de paciencia, porque afortunadamente para ellos, ellos llevan otro ritmo distinto al nuestro. Pero sí es verdad que si vivimos en una sociedad que nos aboga al consumo, pues ya para los niños increíble, porque todo O sea, el consumo enfocado a los pequeños consumidores, a los niños, creo que es hasta más agresivo algunas veces. Pero no siempre es un tema de consumo, también es un tema de llenar, ¿no? Entonces, yo creo que empezaría, que muchos padres artesanales cometemos el error de programarles demasiadas actividades extraescolares o de estímulos a los niños, ¿no? Y creo que necesitan también vaciar esas agendas y que ellos aprendan a gestionar el tiempo de una manera más tranquila y serena y no ocupar con tantas actividades. Luego otra cosa que veo mucho en los niños, más en las familias que los niños, es como que se enfoca mucho el ocio. El ocio de los niños está muy… el de los adultos también, pero el de los niños está muy enfocado en en el consumo, que si era cine, un montón de sitios donde hay que consumir, consumir, consumir. Yo creo que les podríamos mostrar opciones de ocio que no impliquen consumo, pues ir al parque, a la montaña, hacer manualidades, de mesa, o ese tipo de… Hablo de consumo económico, pero también podría hablar de consumo tecnológico, porque muchas veces a ver, estamos en el siglo XXI y yo no estoy para nada en contra de la tecnología, creo que es una herramienta que nos puede ayudar a todos y ellos son nativos digitales, es decir, ellos necesitan, van a vivir en la tecnología pero claro, sabemos pues todo el año que a veces el exceso de todo lo que producen, el exceso de tecnología también les hace mucho daño, esto es un temazo que yo ahí no quiero entrar porque no soy experta en a nivel neuronal le puede afectar al niño el tema de la tecnología pero sí creo que un buen equilibrio en el exceso de consumo a nivel tecnológico pues estaría bien y luego en cuanto a lo material creo que también se les puede enseñar a reflexionar ayudarles a, no sé si son pequeñitos, hablarles de sus juguetes, qué juguetes no usas, enseñarles a donar, a no pedir aquello que no necesitan realmente, hacerles reflexionar junto sobre esto. Pero al final yo creo que la clave con los niños está en hacerlo todo con paciencia, sin forzar y sobre todo dando ejemplo, porque al final nosotros somos su espejo. No le podemos pedir al niño que tenga un ocio que no implique consumo si nuestro propio ocio de adultos implica consumo. No le puedo pedir a un niño que se deshaga sus juguetes si yo no me deshago de mis cosas. No le puedo pedir a un niño que no pase horas consumiendo contenido en internet si el adulto está haciéndolo. Entonces yo creo que el dar ejemplo creo que es lo que mejor funciona en estos casos.
PRESENTADORA: Es cierto que los niños aprenden por modelaje y los modelos que tienen más cerca son con los que conviven a diario sus personas de referencia, que son sus padres. Quería terminar hablando contigo, Inma, de positivismo porque es un tema que a mí me encanta, me apasiona, que procuro ponerlo en práctica. Unas veces me saldrá mejor, otras peor, pero que si todos lo intentásemos Realmente, todos consumimos vídeos de estos de que es un chute de motivación, sé positivo, sonríe al conductor del autobús, sonríe a la persona que te vende la barra de pan, llevándolo ya al día a día, a una manera muy simple. Tú hablabas antes, al hablar del minimalismo emocional, ya lo decías, elegir los pensamientos positivos, elegir las cosas que realmente te dan bienestar, que te hacen sentir bien y no esos lastres que están ahí, ese pensamiento rumiativo negativo. Yo siempre he pensado que una vida sencilla nos deja más espacio a ser positivos y estamos hablando de eso, de llevar una vida más positiva. He leído varios artículos en tu blog, luego lo enlazaré en los materiales del podcast porque me gusta mucho, sobre el tema del positivismo. ¿Qué pautas hay que podamos aplicar en nuestro día a día para ser más positivos?
INVITADA: Llevas toda la razón que hay una estrecha relación entre el minimalismo y el positivismo y creo que el enlace está en el agradecimiento. Cuando empiezas a tener pautas de minimalistas, te das cuenta que empiezas a tener un enfoque más de agradecimiento con lo que tienes. Y no enfocarte tanto en lo que no tienes, sino más agradecer lo que tienes. Eso ya te cambia la actitud, ya te hace tener una actitud más positiva. Si tú te centras en lo que tienes y hablo de tener en cualquier área, tener en objetos, pero también tener en relaciones, en oportunidades, en fin, en las cosas que la vida te ofrece. Entonces, los dones que tienes, si tú vas repasando, si tú tienes como el hábito de repasar todos los días por qué estás agradecido o por qué estás agradecida, creo que vas poniendo ya el enfoque en lo positivo. Y luego aprender también a disfrutar, eso también te ayuda a disfrutar de las cosas sencillas, tomarte un tiempo para apreciar la vida, ese café, ese otoño, repasar lo que realmente es de agradecer que a lo mejor es mucho más sencillo de lo que creemos. Luego lo que hablábamos antes de la higiene mental, tomar conciencia de tu diálogo.
PRESENTADORA: Interno.
INVITADA: Qué te estás diciendo todo el día. Y si tu diálogo interno es muy negativo o tiene pensamientos negativos, eso se puede cambiar. No de la noche a la mañana, pero tú puedes ir enfocándote en, venga, este pensamiento lo dejo ahí porque no me está aportando nada. Esta idea la voy a dejar ahí porque no me aporta y voy a centrarme en las que me crean una actitud o una energía mucho más positiva. Luego ahí ciertas actitudes que generan mucha negatividad y que yo trataría de apartar de la vida sí o sí, como son la crítica, el juicio, el juzgar a los demás, el autoficio también, el victimismo, el sentir que todo te pasa a ti y que hay que ver qué desgracia, pues quitar ese victimismo y ser un poquito más proactivo, más resolutivo. y la queja, estamos en el mundo de la queja, es tremendo ir a contracorriente absoluta, el ir en contra de la queja porque de verdad que al final alguna gente compite por ver quién se queja más, no sé. Sí, totalmente. Entonces creo que todo esto te puede empezar ya a rastrar hacia una actitud mucho más positiva. Y luego creo que una cosa que ayuda mucho también es poner foco en ciertas metas. pocas, porque hay gente que se vuelve loca con las metas, no sé, una meta al año, una cosa que te ilusione de verdad. Eso hace que esa actitud sea muy entusiasta, ilusionante, y que te pongas poco en eso y no en quejarte o en victimizarte. Y luego tener claro que la vida no son películas. Nuestras vidas no son películas. Nuestras vidas no son ideales de vida. Nosotros no tenemos que alcanzar un prototipo como esto del sueño americano. A veces tenemos como la idea de cómo tendrían que ser las cosas. Esa expectativa nos mata la actitud positiva. Yo creo que es más darte cuenta que esto es como… A veces pienso que es como una especie de videojuego de estos antiguos. Venga, ¿cuál es la pantalla que me toca ahora pasar? Y verlo como reto, porque al final es que problemas va a haber, va a haber problemas y esto no es que hay que ver que me ha tocado a mí y ahora cómo soluciono esto, sino estos son retos a superar, oportunidades para aprender también, pero sobre todo verlo como un reto y venga, pues he superado a otros, pues estos también. Pero en cualquier caso yo creo que todas estas actitudes tienen mucho que ver con vivir de forma consciente, es decir, creo que lo más importante es darte cuenta, darte cuenta tanto de tu actitud frente a lo que te pasa como.
Que la vida te regala y no estás viendo. Sí, al final creo que todos necesitamos esto, la verdad.
PRESENTADORA: Sí, realmente es cuando te paras, cuando ves estas cosas, porque cuando vas a la carrera es que no dejas esa pequeña fisurita de tiempo para pararte y decir, joder, qué bien me lo he pasado hoy, qué persona más interesante he conocido, qué 10 minutos hablando en la parada del autobús, cómo me ha nutrido esos 10 minutos. Pero claro, si vamos a la carrera, pues efectivamente no vemos nada. Lo vamos a dejar, pero te quería preguntar y pedirte alguna recomendación para el que quiera iniciarse. Hay tanta literatura ya sobre el minimalismo, hay blogs, hay conferencias. ¿Alguna recomendación tuya, que llevas ya mucho tiempo dedicada a esto y divulgándolo, además? ¿Alguna idea que nos puedas dejar?
INVITADA: Pues sí, a ver, fíjate en mi blog tengo, es que ya son 10 años, ¿no? Entonces tengo más de 700 artículos ahí escritos que pueden, es verdad que están ordenados por categorías y vamos, yo creo que ahí ya es un buen punto de partida.
PRESENTADORA: Sí, yo lo recomiendo y lo voy a enlazar, lo digo de verdad, no lo digo porque estés aquí sino porque tocas muchos temas variados pero enfocados a esto que son muy muy interesantes.
INVITADA: Gracias.
En el canal de YouTube también tengo un par de conferencias que di en Madrid presenciales, las pudimos grabar, y están relacionadas con el tema del minimalismo de tiempo, de gestión del tiempo, y también el minimalismo mental. Se tocan temas de ansiedad, mindfulness y demás, que son muy interesantes. En cuanto a libros, yo me he leído muchos libros, pero yo debería recomendar solo uno, por aquello de ser minimalista e ir a uno.
PRESENTADORA: Consecuente, coherente con tu postura.
INVITADA: Pues te voy a recomendar el de Adriana Coines, que de Minimalistamente es un libro muy completo que habla de muchas áreas y está muy bien explicado sobre llevar una vida minimalista. Además, eso que trata todas las áreas, no solamente la material. Y bueno, seguro que el documental de Netflix, que en tu caso seguramente lo habrás visto porque es muy interesante, que se llama Minimalismo, menos es más. Creo que ahí hablan grandes expertos, minimalistas de muchos años que han trabajado mucho estos temas y es muy interesante suber hoy su punto de vista.
PRESENTADORA: Sí, sí, sí, también lo recomiendo. Bueno, dejaremos enlaces en los materiales. Lo dejamos ya. Inma Torres, me ha encantado charlar este ratito contigo. Muchísimas gracias por haber estado en el podcast.
INVITADA: A mí también me ha encantado. Muchísimas gracias, María, por haberme invitado.
CARETA DE SALIDA DEL PODCAST: En Casa con María es un podcast de María Leániz, organizadora profesional y fundadora de Atelier del Orden. Charlamos sobre orden y organización. Cómo poner orden en tu casa y en tu mente para llevar una vida organizada y ser más feliz.